Páginas vistas la semana pasada

lunes, 3 de enero de 2011

Don Isidro, el gran brujo

Muchas veces intenté entender muchas cosas sobre mí, mi falta de atención, mi flojera, mi falta de autoestima, supongo que en ocasiones, trate de entenderme, pero conforme paso el tiempo, el sentido de orientación de un servidor me colocó en una encrucijada.

En una modesta casita, una niña y un viejo atendían un pequeño negocio, era un servicio común, ancestral, necesario.

Una niña me vigilaba con sus ojos muy enfocados, mientras me levantaba, ella ayudo a reincorporarme, me regalo un vaso de leche y caminamos hacia la presencia de Don Isidro, el gran brujo.

Con una mirada dura e implacable, seguía todos mis movimientos, con una edad aproximada entre los 70 y los 80 y una actitud de tipo duro, Don Isidro me saludo y me dio un puñetazo en la nariz.

-He conocido a tipos mensos, estúpidos, imbéciles y completamente idiotas, pero tú, tu te llevas el premio, ¡hijo de tu chingada madre!-. Su voz fue como un vendaval, la fuerza de sus cuerdas vocales y su tono lograron amedrentarme.

-Seguir a una bruja, como si fueras una presa idiota e indefensa, si realmente quieres suicidarte, entonces hubieras acudido a mí, por lo menos, tu sacrificio sería bien recompensado, ¡tienes idea de a cuantas personas podrías ayudar con tus órganos!-

Mientras Don Isidro me regañaba, la niña solo sonreía, era algo hilarante la escena. Después de un gran regaño, me mostraron su hospitalidad y me mostraron a lo que se dedicaban, a la brujería, su oficio era espeluznante, ayudaban a las personas a combatir malas vibras, brujería, ataques demoníacos, Don Isidro es un brujo muy poderoso, tiene muchos enemigos, pero tiene la fuerza suficiente y la fe necesaria para acabar con cualquiera que quiera despojarlo de su gran misión, es un ser implacable, es el gran brujo.

Cruzando el río, en la ciudad de Veracruz, Don Isidro se dedica a proteger a las almas atormentadas, a deshacerse de los demonios, atraer la suerte, dañar a los enemigos, es un mercenario paranormal.

Durante mi estancia, observe dos rituales, los cuáles, con incredulidad dañaron mi sistema nervioso, es interesante conocer métodos diferente para tratar enfermedades, mis abuelos me hablaron de esto, así era como combatían a las enfermedades de antaño, el cáncer era destruido con serpientes, lo que ahora es la diabetes se combatía con hierbas hervidas en el estómago de un perro, esto es lo que comúnmente se le llama medicina herbolaria, en parte, porque la mayor parte de como se tratase a estas enfermedades iba de lo más simple a lo más excentrico.

Atar a un niño y colgarlo en arriba de un contenedor hirviendo, para que el vapor desechara la enfermedad que lo aquejaba, infringir heridas punzo cortantes a una jovencita para luego colocarla en un barril con cientos de sanguijuelas, con la finalidad de que estas limpiaran su sangre.

La brujería es un tema controvertido, profano, que raya desde lo real hasta lo fantasioso, hay escritos de brujas en la edad media, pero se habla de eso como algo ficticio, como un pretexto de la iglesia para causar daño y miedo en la población de esa época, un método de control que aún en nuestros días se sigue llevando a cabo.

Sabemos que existen, así como sabemos que hay vida en otros planetas, sabemos que existen cosas que no comprendemos y por naturaleza las olvidamos, les intentamos dar una explicación lógica, el miedo nos hace retroceder, nos hace evadirlo, que peor miedo existe que aquello de no logramos explicar ante la ciencia.

Con toda la confianza del mundo le pedí a Don Isidro que me ayudasé, que logrará extirparme este don inmundo, este don maldito, esto que hacía que mi vida se desmoronase lentamente.

La respuesta sucumbió todo mi mundo para siempre.

1 comentario:

Piedra dijo...

Aquí en España, distinguimos un brujo de un curandero o de un charlatán, no son la misma cosa, aunque por lo general siempre suelan ser la última.

 
Licencia de Creative Commons
Los Relatos de un Viajero Sobrenatural by Jesús Rocha Viajero de lo sobrenatural is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at losrelatosdeunviajerosobrenatural.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://losrelatosdeunviajerosobrenatural.blogspot.com/.