Páginas vistas la semana pasada

viernes, 28 de mayo de 2010

El viaje hacia aquél lugar olvidado a orilla de la playa

Era una noche tranquila, hermosa y espantosamente aburrida, me encontraba en mi casa solo, con un sentimiento de inconformidad, ninguna ida a una fiesta, ningún plan para armar una reunión, o por lo menos una buena plática. El momento se prestaba para una buena aventura, aunque, en mi caso, sería más bien,un incidente extraño.

Después de dirigirme hacia la playa, un pescador, me retó a que visitará aquél lugar deshabitado, cerca de la playa, más exactamente en la orilla de ésta; aunque la apuesta no tenía nada de interesante, la excursión hacia aquél lugar era un llamado a la adrenalina.

Durante la travesía, nada fuera de lo normal sucedió, todo transcurrió sin problemas.

Como una luz destellante en medio de la oscuridad, se imponía cuál general romano, con una presencia omnipotente, estática, lúgubre, impresionante. En su tiempo albergo curiosas historias de vida, verdaderos víacrucis, escenas esperanzadoras y un cumulo de sentimientos que quedaron impresos intensamente en este lugar.

A punto de abordar ese edificio, logre ver en el horizonte a un barco, sus luces lo alejaban del olvido, aunque no había nada de interesante en ello, con el tiempo entendí que la vida te da señales para que recapacites lo que vas a hacer, para que te des a ti mismo "opciones".

El lugar destilaba un halo de misterio, el ambiente era inquietante, un ulular repentino recorría los pasillos tan rápido que tu mente lograba des-balancearse, aquí es donde la locura tiende a revelarse, en los momentos de calma, la locura reina.
A cada paso que avanzaba, los ecos de personas surgían continuamente, es curioso, son como pequeños fragmentos sónicos que quedan incrustados en los objetos, se emiten cuándo un silencio total se adueña del lugar, por tal razón nuestros sentidos se han vuelto tan inútiles, somos bombardeados continuamente por tantas emisiones, no solo sónicas, también visuales, táctiles, de-gustativas y olfativas.

Un recuerdo inunda mi mente como un rayo veloz, aún recuerdo esa ocasión en que transmigre en la forma de un perro, aunque últimamente trato de olvidar esa experiencia, no puedo evitar recurrir a ella, la sensación de estar conectado a la naturaleza es una de las experiencias más hermosas que jamás haya experimentado, pero, debido a evitar problemas en mi futuro, lo mejor será visitar a alguien experto para que ayude a borrar tal suceso, para siempre.

Con gran pesimismo, llegué hasta la cima de la construcción olvidada, sin ningún problema, a pesar del ambiente pesado y una quietud plana, nada había fuera de lo normal. Unos drogadictos lograron asustarme de repente, fue tan sutil que la risa escapo sin previos aviso, estos sujetos me habían visto desde la playa, ahora entendía la atmósfera enrarecida, el humo que producían avivaba los sentidos, pero a la vez nos aturdía a todos. Con una porción de humor y decepción, me dispuse a irme, pero incluso antes de avanzar, la figura de un anciano obeso y chaparro me pidió lo siguiera hacia la alberca abandonada en la construcción.
Don Tano es un vigilante, el más macho de todos, según él. Nacido en el puerto de Veracruz, su apariencia lo delataba sin tapujos, sentía curiosidad ante mí persona, la mayoría de los visitantes que acudían al lugar, lo hacían para esconderse de la sociedad y practicar sus ritos urbanos, para buscar un lugar privado en el cuál perderse, o simplemente por diversión. Mis intenciones estaban en blanco, estaba muy receptivo, era como un lienzo limpio, dispuesto a entender, a aprender, a conocer cualquier cosa que logrará interesarme, un tipo emprendedor según él.
Pero antes de que logrará enseñarme, me contó tres historias para prepararme a lo que a continuación sucedería, no todos los días uno encuentra a un buen maestro y si se encuentra a uno, no todos son lo que afirman que son.
Don Tano, me contó estas historias que a continuación les muestro.

No hay comentarios:

 
Licencia de Creative Commons
Los Relatos de un Viajero Sobrenatural by Jesús Rocha Viajero de lo sobrenatural is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at losrelatosdeunviajerosobrenatural.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://losrelatosdeunviajerosobrenatural.blogspot.com/.